¿Es importante conocer a la familia de tu pareja?

Las relaciones de pareja suelen ser complejas.  Existen muchos factores importantes que a veces pasamos por alto y que en algún momento nos damos cuenta lo importantes que son.

Por supuesto, al involucrar tantos elementos que deben trabajarse, es normal que se nos escape algún detalle. Y uno de esos aspectos que suelen olvidarse es lo importante de conocer a la familia de tu pareja.

Respondiendo la pregunta, sí, es importante conocer a la familia de tu pareja, en especial, si buscáis una relación estable.

¿Por qué es importante?

Viéndolo desde un punto de vista sencillo, cuando estableces una relación duradera con una persona debes conocerla bien. Y conocerla bien incluye conocer de dónde viene, como es el ambiente en el que se crio, sus costumbres, su educación, etc.

También es una muestra de respeto hacia el núcleo familiar, sobre todo a los padres, permitirles conocer a tu pareja. De esta manera se comienza a crear un lazo familiar, en realidad, pasamos a ser parte de la familia.

Conocer a la familia de nuestra pareja también nos permite comprender mucho sobre ella. El trato entre los miembros de la familia, costumbres, principios, son algunas cosas que pueden darnos pautas no sólo de cómo tratar a la pareja sino de cómo es realmente tu pareja.

Cuando dos personas se unen, traen consigo costumbres distintas que fueron inculcadas por sus padres y por el entorno donde se criaron, lo cual ya es complicado. Poder comprender cómo fue esa educación o el modo de haberlo educado y como son las personas con las que vivió y fué criado, es una oportunidad de prepararnos mejor.

Familia

Para todo hay límites

Por su puesto que es importante conocer a la familia de tu pareja y establecer una buena relación con la misma. Sin embargo, existen una serie de límites para la forma en la que nos relacionamos con la familia.

Debes tener en cuenta que, cuando tienes una relación estable, esa relación necesita su espacio para crecer y desenvolverse. Entre las dos personas se establecen metas conjuntas para lograr en pareja, al igual que metas individuales que no hay que olvidar. Para enfocarse en esto, la pareja necesita su espacio.

La relación deja de ser saludable cuando alguna de las partes da mayor importancia a lo que dice su familia. Y no es que no sea importante, sino que, las decisiones de la pareja deben ser tomadas en pareja.

Tomar en cuenta el consejo de un familiar nunca está de más, pero no debe influir en las decisiones. Si permitimos que nuestra familia tenga mayor influencia de la que debe en nuestras decisiones, nuestra relación fracasará.

Como la familia es importante, no hay que olvidar que nuestra pareja se convierte también en parte de nuestra familia. Es por ello que debemos apartar tiempo para nuestros padres, hermanos, etc. Pero también debemos respetar el tiempo que debemos dedicarle a nuestra pareja.

Tampoco hay que esforzarse demasiado por lograr la aprobación de los padres u otros familiares hacia nuestra pareja. Siempre habrá algo que no les guste a los demás de nosotros, pero tu pareja debe gustarte a ti.

Como vemos es bueno que conozcamos a la familia de nuestra pareja, pero siempre debemos poner límites en todo lo que hagamos para mantener un equilibrio si queremos mantener una relación estable, duradera y saludable.

Planearlo en el tiempo indicado

Hacemos énfasis en que esto es importante y beneficioso cuando una relación es estable y pretende ser duradera. No es muy prudente ni beneficioso presentar nuestra pareja a nuestra familia al principio de la relación. Por supuesto que esto depende mucho del contexto de cada pareja en particular, pero es un consejo como norma general.

Tampoco es correcto precipitar las presentaciones, ambos deben estar preparados y ambos deben hacerlo de forma voluntaria. Por eso es importante esperar para no incomodar a ninguna de las dos partes.

Esperar el tiempo indicado es tan importante como mantener una buena comunicación entre ambos y saber que opinan al respecto. Es vital que se pueda ir tocando el tema a medida que se avanza en la relación.

Da un toque más de formalidad

En muchas ocasiones, por cuestiones culturales, se puede determinar que una relación es más formal cuando conocemos a la familia.

Por esto también es necesario esperar al momento indicado para conocer a nuestras familias. El hacerlo, le da un extra de formalidad a nuestra relación y no todos están preparados para eso.

Es importante la pareja planea crecer

 Si una pareja pretende tener hijos, es aún más importante que hayan conocido y establecido una relación con sus familias. Cuando se tienen hijos, el nexo entre ambas familias se fortalece y se estrecha.

Los niños necesitan convivir con la familia de su padre y de su madre, convivir con sus abuelos, tíos, etc. Eso es muy importante para que los niños tengan un buen desarrollo y una buena percepción de la familia.

Es un buen ejemplo para los hijos observar como los padres tienen buenas relaciones con sus familias. Estas son algunas razones de la importancia de conocer a la familia, por su puesto, para quienes piensan tener hijos.

Si te ha gustado, compártelo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest
Ir arriba